viernes, 1 de octubre de 2010

Ni un rayo me estremecería tanto como tu roce

No hay comentarios:

Publicar un comentario